lunes, 23 de agosto de 2010

800 madres comunitarias en el Valle del Cauca


Gracias a la formación impartida en el marco del convenio SENA – ICBF, durante año y medio un grupo de cuarenta y siete madres comunitarias de la Ciudad Señora hoy son Técnicas Profesionales en Formación y Atención Integral a la Primera Infancia.

Estas mujeres adquirieron conocimientos en pre matemática, educación física, pre lecto - escritura, educación social, religiosa, ética y valores, psicología evolutiva, salud ocupacional y atención, prevención y promoción de la salud, de acuerdo con los parámetros exigidos por la Ley 115 del Ministerio de Educación Nacional.

“Después de año y medio de formación, este es el primer grupo que se gradúa a través del convenio 288 que tenemos con el SENA. En la actualidad hay 800 madres estudiando en el Valle del Cauca”, indicó John Arley Murillo, Director Regional del ICBF, quien además añadió que su Institución hizo convenio con el SENA por ser la entidad líder en el país en el tema de la formación profesional.

Durante el proceso realizado con este primer grupo, por intermedio del Centro Agropecuario de Buga, se formaron tres clases de aprendices:

Las madres tradicionales, que cuidan aproximadamente a doce niños en sus casas o en hogares múltiples, cuyas labores van desde preparar los alimentos hasta impartir pedagogía y estimulación adecuada; Las madres que realizan procesos de estimulación a las mujeres embarazadas mediante sesiones educativas, visitas domiciliarias, conferencias y trabajos en hospitales y las madres sustitutas, quienes reciben niños que el ICBF entrega a su cuidado para que convivan con ellos hasta que se realice el proceso de adopción.


“Inicialmente para ellas fue un choque, porque después de ejercer empíricamente por 20 años como madres comunitarias, haciendo lo que creían correcto, tuvieron que reorganizarse y aprender a hacer una planeación de actividades de acuerdo con la edad de los niños que atienden” informó Sandra Acosta Torres, instructora líder del programa.

“El SENA cambió mi vida en lo académico, personal y formativo porque aprendí a educar niños felices para que sean grandes personas en el futuro”, asegura Victoria Lozano, madre comunitaria.

Actualmente, está en curso la segunda promoción de esta especialidad, donde se incluyeron otros contenidos como inglés para niños y nuevos textos del ICBF acerca de cómo debe ser el cuidado del niño de acuerdo con cada edad.

No hay comentarios: