martes, 30 de julio de 2013

CAB EN LA 62 VERSION DE LA FERIA DE BUGA: EMPRENDIMIENTO E INNOVACION TECNOLOGICA PARA LA FORMACION


Como ya es costumbre durante las últimas décadas, el Centro Agropecuario de Buga hace presencia durante cada versión  de la Feria de Buga y este año no podía ser la excepción. En esta edición número  62, el CAB presentó en diferentes puntos del Coliseo de Ferias Camilo J. Cabal, muestras que permitieron a propios y a  extraños  dimensionar la importancia que el centro tiene para la región en su papel de institución formadora de la fuerza laboral que el país requiere.


En el stand central, se presentó una muestra diversa sobre siete  unidades productivas surgidas en diferentes puntos del departamento del Valle y que en su mayoría,  son resultado del  programa de “Jóvenes Rurales”,  que ha causado un gran impacto en la zona rural del departamento, ya que su finalidad consiste en capacitar a habitantes del campo en temas de  agricultura, producción pecuaria, manejo ambiental y agro-industria de alimentos,  para que a partir de la asociación mutua y el conocimiento aplicado formen empresas que permitan su desarrollo económico y el de su región, logrando  la auto sostenibilidad empresarial, la generación de ingresos y evitando así  el abandono del campo y la deserción hacia las grandes  ciudades.



La Asociación de Sabileros del Pacifico es una empresa nacida gracias al programa de Jóvenes Rurales y al empeño de un grupo de personas  de la zona rural del municipio de Dagua;  Su actividad económica consiste en el cultivo orgánico y la comercialización de la sábila y sus productos derivados.



Proalvin, productora de alimentos y vinos; apuesta a su fortalecimiento en el mercado a través de la fabricación y comercialización de diferentes  productos elaborados artesanalmente a partir de la Uva Isabel a y otras frutas como el maracuyá.








Asoduende,  es una empresa  con 26 socios del corregimiento de Fenicia, municipio de Rio Frio. Su producción se basa en  el cultivo de orgánicos y su  transformación a partir de procesos naturales. Actualmente  comercializan  productos como la Jalea de guayaba, la mermelada de mora, la pitaya  en conserva y el café orgánico.





Otras Unidades Productivas como Bloquegan, Vermiahorro, Servisabor  y Playaguay  presentaron sus productos  al público asistente y sus integrantes conocieron la importancia de comercializar las respectivas marcas en eventos de esta naturaleza.

"Cabe anotar, que además de capacitar a estas comunidades, el SENA aporta un capital semilla y   materiales de formación con los cuales se conforman las unidades  Productivas Rurales Sostenibles, razón de ser del programa de Jóvenes Rurales y fuente de ingresos  para los productores  campesinos, quienes son la  base del fortalecimiento económico de las zonas agrarias en donde se encuentran establecidas estas unidades productivas", indicó la Instructora Luz Dary Valencia Arbeláez, líder del programa de Jóvenes Rurales del CAB.



En una segunda locación ubicada hacia la parte nororiental del Coliseo de Ferias,  los aprendices de ADSI  presentaron maquetas con propuestas de innovación tecnológica aplicada en diferentes situaciones  cotidianas pero con gran utilidad. La mayoría de estos desarrollos, aplicados y ajustados a necesidades reales del Centro Agropecuario de Buga.


Entre las propuestas expuestas en este espacio de divulgación tecnológica, estaban:       “Centinela”, un proyecto de vigilancia realizado  por robots que son controlados a distancia; un programa de divulgación de videos y notas informativas a través de redes virtuales  y  un software que organiza los registros y consumos en los hoteles.


Otros proyectos cuya aplicación se  enfoca más a ser utilizados  en el CAB y expuestos en este evento  fueron: un software para  regular el control de asistencia de instructores y aprendices, un software para elaboración y presentación de proyectos, un software para desarrollar rutinas de entrenamiento deportivo personalizado y un sistema automatizado de riegos que optimiza el recurso hídrico a partir de mediciones en la humedad de los suelos.




“La idea es que  los aprendices de nuestro centro  desarrollen  productos de software  eficaces,  tengan la posibilidad de ofrecerlos en este tipo de eventos y  finalmente integren  su trabajo  en un único producto que  va a servir a la gran mayoría de funciones  que  nuestra institución  tiene actualmente”, agregó  Andrés Fernando Velasco,  instructor  del área de Comercio y Servicios del CAB.



En otro sector del Coliseo de Ferias de Buga, estuvieron expuestos al público asistente, parte delos nuevos equipos de maquinaria agrícola importados desde Brasil  por el Centro Agropecuario de Buga, para adelantar los diferentes procesos de formación titulada y complementaria en el área agrícola.



Estos tractores y sus accesorios  son utilizados para realizar  trabajos  de precisión y eficiencia en diferentes tipos de siembras, principalmente en plantío y manejo de grandes áreas, manteniendo bajo costo operacional y fácil mantenimiento.


El CAB también participó en la exposición ganadera presentando un hermoso lote de ejemplares de la raza  Hartón del Valle, con la cual  desde hace varios años, el centro desarrolla un programa de recuperación, conservación y fomento; ya que esta, estuvo a punto de su desaparición y muchos criadores de ganado vacuno, entre ellos  el Centro Agropecuario de Buga asumieron  el compromiso de luchar por evitar su extinción, presentando a la fecha excelentes resultados en cuanto a crecimiento de la población y mejoramiento de las características físicas del animal.


La vaca maniquí no podía estar ausente en esta feria exposición;  deleitando y educando a niños y adultos, sobre el funcionamiento interno de este animal.

No hay comentarios: