jueves, 8 de octubre de 2015

MODERNA PISTA DE ESPACIOS CONFINADOS EN EL CAB


El trabajo en alturas y espacios confinados es considerado de alto riesgo y representa la primera causa de accidentalidad y muerte en las empresas.
El Centro Agropecuario de la Regional Valle estrenará una de las pistas de espacios confinados con tecnología de punta, más completas y dotadas de todo el territorio nacional.
A partir de octubre, más de 5 mil trabajadores de empresas e instituciones como Nestlé, Gases de Occidente, Levapan, Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), y los ingenios azucareros Manuelita, Río Paila y Central Castilla, entre otras empresas e industrias, se beneficiarán cada año con la instalación de la pista en el centro.
Carlos Alberto Polanco Huertas, coordinador académico del centro de formación declaró que “contar con una pista de espacios confinados como la que se ha instalado es garantizar condiciones de entrenamiento real con equipos y tecnología que permiten advertir posibles eventualidades”.


La entidad, en su compromiso con el sector empresarial e industrial y la ciudadanía en general,  forma al personal que labora en alturas y espacios confinados, tales como ductos y tuberías de grandes diámetros, caja de válvulas y contrapozos, pozos sépticos, cajas subterráneas (redes eléctricas), separadores, compartimentos de almacenaje, tanques para químicos, calderas, excavaciones mayores a 1,2 metros de altura, tanques, recipientes, vasijas y silos de almacenamiento, que de acuerdo con las estadísticas registran más de 532 muertes cada año.
Colombia es un país con altas tasas de accidentalidad y mortalidad en trabajos en altura; en los años anteriores a la vigencia de la Resolución 1903 de junio de 2013 –con la que se establecieron mecanismos para evitar que las cifras continuaran siendo alarmantes–, el país registraba altos índices de muerte por esta labor, generando incertidumbre y preocupación.
Los índices de accidentes y muertes en trabajo en alturas y espacios confinados han disminuido, pero siguen siendo altos; es necesario formar a los trabajadores en condiciones similares a la realidad”, añadió Polanco.


Y es que, solo en 2012, se registraron fatalidades derivadas de la actividad laboral, de las cuales 136 correspondieron al sector inmobiliario y 125 al de la construcción.
Por ello, desde hace tres años, toda empresa que requiera trabajadores para espacios confinados o alturas, debe contar con una certificación en el marco de la aplicación de la diferentes resoluciones.

Manuel Fernando Zapata Bermúdez, trabajador de Balanceados y aprendiz del SENA, reconoce que “formarse aquí, es el mejor aval con el que se puede contar. La mayoría de empresas exigen la certificación del SENA porque reconocen en la institución la seriedad, compromiso y calidad de la formación”.
Por su parte, el subdirector de Centro Agropecuario, Leonardo Tafur Calderón, afirmó que  “tendremos una de las mejores pistas para el entrenamiento de trabajo en alturas y manejo de espacios confinados, lo que nos pone a la vanguardia en el entrenamiento de personal del suroccidente colombiano”.
Instructores y Aprendices de Mantenimiento Electromecánico y Soldadura hicieron
parte del montaje de la Pista de espacios confinados.

Cada año las empresas deben recertificar a sus trabajadores; la norma aplica para empleadores, empresas, contratistas, subcontratistas, trabajadores y sectores económicos formales e informales de trabajo en alturas que presenten riesgo de seguridad laboral.

No hay comentarios: